Imprimir

"Por unos centímetros de nada": un cuento para concienciar

“En la diferencia está la igualdad, todos somos únicos e irrepetibles”. Esta frase -breve pero rotunda- es un golpe a las conciencias que invita a la reflexión.  Porque sí, cada uno de nosotros es un ser único y diferente al resto. Y precisamente el ser todos diferentes es lo que nos hace ser iguales.

Pronuncian esta frase Pedro y Ascen, padres de Iván, un precioso niño que es pura alegría y vitalidad, pero también lucha y fuerza. Es su reflexión con motivo del Día de las Personas con Acondroplasia o Talla Baja que se ha celebrado el 25 de octubre. Hace 4 años, Iván nació con este trastorno del crecimiento de los huesos que ocasiona talla baja. Desde entonces su familia aprovecha toda ocasión para concienciar sobre este trastorno, darlo a conocer y normalizar su condición física. En la conmemoración de este día no podía ser menos y han ideado un cuento “para que los niños puedan entenderlo de una manera didáctica y divertida” explican.

Plantearon su idea a Guadalupe Fernández, coordinadora del Centro de Atención Temprana de Inclusives, donde Iván recibe apoyos y se puso la maquinaria en marcha. Se dio forma a su idea con el texto de la propia Fernández “porque es la que conoce muy bien su historia”. Y dos colaboraciones fundamentales y desinteresadas, las de Fernando Sembrador, artista villanovense con gran sensibilidad y muy implicado en las causas sociales que ha ilustrado y montado este breve cuento de una forma única y magistral donde el protagonista es el propio Iván. Y la otra colaboración fundamental, la de la Copistería Los Abetos que se ha encargado de la impresión de nada menos que 100 ejemplares. Colaboradores necesarios a los que los padres de Iván quieren “dar las gracias a todos por su gran trabajo desinteresado”.

El resultado es el cuento “Por unos centímetros de nada”, toda una declaración de intenciones y una pequeña obra maestra, muy visual y llamativa con unas enormes posibilidades pedagógicas. De hecho, nos cuentan Pedro y Ascen, “nos pareció buena idea exponer en su colegio lo que es la Acondroplasia con el cuento de Iván” explican.  Sus compañeros han sido los primeros en leer este cuento que les ha ayudado a entender lo que le ocurre a Iván. Pero no serán los únicos porque se han repartido ejemplares a todos los colegios de la localidad.  Además, el cuento se ha editado en un video al que le ha puesto voz la propia hermana de Iván, Aitana porque como aseguran sus padres y los autores del relato “la intención es que llegue a más colegios para concienciar a todos los niños y no tan niños que Iván es como cualquier otro, más bajito sí, pero conseguirá todo lo que se proponga”. Y es que como dice su familia “Iván llegó al mundo para enseñarnos a valorar las cosas realmente importantes de la vida”; y en esa lista de cosas importantes están tachados unos centímetros de menos.